Silente

Ale Montero

Era un espacio multidimensional, oscuro, postapocalíptico. Flotaba en aquel negro cosmos. ¿Este universo era astronómico o microscópico? Tal vez me desplazaba dentro de un átomo. Vi una puerta en medio de la nada. Me acerqué flotando con lentitud. De la mirilla se escapaba un penetrante resplandor. Observé por ahí. Quedé inmóvil. Me vi observándome por la mirilla. Mi yo alterno exploraba el interior de una casa. Identifiqué la época de mi vida que estaba mirando. Un sujeto apuntó en la nuca de mi yo alterno con una pistola. Grité desgarradoramente golpeando la puerta; las punzadas de mi desesperación se manifestaban de manera impetuosa en mi estómago y brazos. Se escuchó un disparo escalofriante. Un refulgente destello cegó mi vista. La puerta desapareció. Desde entonces permanezco flotando en este silente universo por toda la eternidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: