Ana de Lacalle Fernández

Madrid, 1964. Estudia Filosofía en la Universidad de Barcelona, mientras trabaja en el campo asociativo  y de la educación en el tiempo libre -como voluntaria y profesionalmente-, primero en las entidades sociales y más adelante en el departamento de juventud de la Generalidad. Al licenciarse  inicia su camino profesional como profesora de Filosofía en el colegio San Ignacio-Sarrià de la Fundación Jesuitas Educación, donde realiza trabajos de coordinación, tutoría y docencia, aprendiendo y disfrutando del arte de educar durante 23 años.

Ha publicado el opúsculo El príncipe destronado. El liderazgo del profesor” Ed.Bubok digital (de acceso libre en este momento a través del blog de la autora)) Barcelona. 2012; ha participado en la obra colectiva “Huérfanos de Sofía” cap. 2. Ed. Fórcola.  Madrid. 2015; La novela autobiográfica “Híbrido”, editorial Adarve, Grupo Caudal, Madrid julio de 2018; el compendio Relatos y Aforismos” Célebre Editorial,Barcelona 2019. , la antología “Tren sin parada” del colectivo Letras&Poesía, agosto de 2019.  Su última novela “Existo, para vivir” Ed.Terra Ignota.

Diariamente escribe en su blog www.filosofiadelreconocimiento.com

Ahora es colaboradora permanente en Polisemia Revista y cada mes nos compartirá su trabajo. Lee a continuación su más reciente microrrelato titulado: “Retrospección”

En el ocaso de su existencia, una noche anegado por una melancolía incisiva, emanó de sí mismo —a expensas de su voluntad— un giro retrospectivo que deambuló por instantes relevantes de su vida: su amor por Elisa, el nacimiento de su hija y la ruptura. Todo cuanto había vivido intensamente oscilaba alrededor del amor y el dolor. La mujer por la que perdió el raciocinio, y no solo en relación con la ceguera que le provocó esa lucidez de la gente sencilla, sino respecto de cada gesto que llevó a cabo desde su enamoramiento: la impulsión de ser padre, sin una cabal decisión, y la abrupta separación que su comportamiento irracional acabó provocando. ¿Era amor o locura legitimada por él? Posiblemente un desbordamiento emocional fruto de haber experimentado esa carencia nuclear desde siempre. Restó en esa reminiscencia recuperando cada nimio detalle de Raquel, su hija. Y la soñó.

2 comentarios sobre “Ana de Lacalle Fernández

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: